NOTAS

UNA SESIÓN GRUPAL: EL PODER DEL GRUPO PSICOTERAPÉUTICO

Desde hace muchos años, siendo coordinadora grupal y psicodramatista, tengo en gran placer de llevar adelante los grupos terapéuticos, un dispositivo productivo y sin duda eficaz que ayuda a mucha gente. El compartir con el otro amplía nuestra experiencia y nos abre a ponernos en contacto con nuestros sentimientos y a empatizar con el "otro"

UNA SESIÓN GRUPAL: EL PODER DEL GRUPO PSICOTERAPÉUTICO


Luego de leer los elementos emergentes de la sesión anterior, re-elaboración del material grupal, se producen algunos comentarios de los miembros, tendientes siempre a reforzar la ayuda mutua y las relaciones de identificación y diferencias.


En un segundo momento, doy la consigna disparadora que puede ser un "ensueño dirigido", distintos modos de saludarse, algún trabajo corporal y la presencia de la música. La poesía, los escritos, las reflexiones. A partir de ahí surge la escena a dramatizar. En otra publicación explicaré de que se trata "dramatizar la escena".


En el grupo que venimos trabajando desde el año pasado, con salidas e incorporaciones, pero manteniendo una fuerte "matriz grupal", pertenencia y compromiso, en la sesión del viernes pasado (funciona viernes de 18 a 20 hs), el emergente del encuentro anterior había sido las resonancias que producían, en cada uno, dos canciones:" mundo agradable" y "nos veremos otra vez" de Serú Girán.: cada uno fue expresando sus resonancias y se dramatizó una escena elegida por un participante.


En la última sesión, la consigna fue: según el orden de los dados, al primero que le saliese el número más alto, empezaría a escribir un relato y luego continuaría el otro y así sucesivamente.

La última canción que escuchamos "Nos veremos otra vez", la frase que más me resonó es "si debes ser fuerte en estos tiempos para resistir la decepción...."


Me hizo acordar a mi padre. Me puse mal en ese momento porque fue la persona que más me decepcionó ya que le importé muy poco o nada, diría yo.


Pero después de eso, no se si llamarlo casualidad o no, después de un año aproximadamente, me lo cruzo, él en el auto y yo caminando parado en la puerta de la casa de mi prima. Frena el auto, se baja mi hermano (ahí me doy cuenta que lo traía al mismo lugar), yo no le di ni bola, no lo miré, no lo saludé. Él tampoco.
Pero no me importó mucho. Nos fuimos adentro y no me acordé más".


Continúa otra integrante con la historia: "Ahora estoy más fuerte que antes, llevo mis decepciones a cuesta, y me preocupa más mi propio camino, voy armando mi hoja de ruta, eligiendo las personas que quiero que me acompañen y los destinos a donde quiero llegar. Soy más feliz...." continúa el resto....."Estoy dejando el lastre, mi mochila ya no pesa tanto. Estoy lleno de proyectos y de caminos por andar. Veo hacia atrás y ya no me hace daño"......continúa otro integrante: " Me empodero. Quiero ser yo. Ya se que puedo. Me voy convenciendo de a poco. Yo puedo. Soy una buena persona. Hago todo para estar bien. Atraigo lo bueno, descarto lo malo. Así me siento mejor. Me siento muy bien. Voy por más".

Ahora la consigna que doy es la de ponerle un título a la historia construida entre todos. Surge del grupo

una "lluvia de ideas": -se hace camino al andar-quiero ser yo-soltando carga,lastre-evolucionando-el camino más agradable-voy por más-cambia todo cambia-yo soy lo que quiero ser-hacia adelante más livianos-más livianos se va más lejos-despliego mis alas y me echo a volar-paso a paso voy haciendo el camino.


Mientras escucho los títulos que le van poniendo, surge en mi una letra y música. Con la poesía de Antonio Machado y la música y voz de Serrat.....Caminante no hay camino, se hace camino al andar y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar......y con esa canción-poesía termina la sesión y yo sintetizo en un nombre la historia: "Construcción Grupal" y nos despedimos hasta el próximo viernes porque "nos veremos otra vez".

Lic. Lina Cappuccio- http://liclinacappuccio.com.ar

 


< VOLVER A NOTAS