NOTAS

UN NUEVO PARADIGMA EN LAS CIENCIAS HUMANAS: LA CONCEPCIÓN DEL “CAMBIO “ EN PSICOTERAPIA

TEMAS SOBRE TERAPIA DE FAMILIA Y PAREJA: QUÉ ES LA TERAPIA SISTÉMICA? Ésta pregunta la puede hacer cualquier lector imaginario que podría ser Ud. que se interrogue acerca de si una terapia podría resolverle el problema que se le presenta, ya que ha agotado todas las formas conocidas de resolverlo, pero persiste, más aún: se profundiza día a día y parece no haber salida. Ud. conoce el problema de los 9 puntos?

UN NUEVO PARADIGMA EN LAS CIENCIAS HUMANAS: LA CONCEPCIÓN DEL “CAMBIO “ EN  PSICOTERAPIA

“Obra siempre de modo que aumentes el número de posibilidades de elección”

Heinz Von Foester

Enunciado: los 9 puntos que se ven en la figura 1 deben unirse mediante cuatro líneas rectas, sin levantar el lápiz del papel.

Si Ud. no conoce la solución de este problema, tome un papel e intente resolverlo antes de mirar la solución (VER Fig1)

Es muy frecuente que se intente una solución que se base en un supuesto que hace imposible la solución del problema.

Este supuesto consiste en que los 9 puntos constituyen un cuadrado y que la solución debe hallarse dentro de éste cuadrado, condición que no está contenida dentro de las instrucciones.

Este cuadrado forma parte de un esquema lógico rígido que muchas personas poseen en la forma de construir el mundo y que, en alguna circunstancia, todos hemos caído en buscar soluciones dentro de un encierro, haciendo más de lo mismo que veníamos haciendo, en un frenético círculo vicioso.

Veamos cuál es la solución del problema de los nueve puntos (VER Fig2)

------------------------

Solución del problema de los 9 puntos: la solución se descubre como resultado de examinar los “supuestos” acerca de los puntos, y no de los puntos en sí. Se debe salir del cuadrado que enjaula y que constituye los ya conocido, para buscar una alternativa diferente, un cambio en las premisas anteriores.

Este problema de los 9 puntos ofrece una interesante analogía con los problemas reales de la vida.

Muchas veces no alcanza, para modificar un problema, “hacer insight” o “darse cuenta” de las causas del pasado que han sido responsables de los problemas actuales. Precisamente es una explicación dentro del “cuadrado” de los 9 puntos: puede resultar interesante, explicativa y hasta esclarecedora, pero no produce un cambio en el problema que presenta el consultante.

El “cambio” se produce cuando se lleva al paciente a mirar con otras perspectivas, a nuevas realidades y a nuevas soluciones, como la solución del problema de los 9 puntos.

Para lograr este objetivo no es necesario un largo buceo en la historia del paciente en búsqueda del trauma originario, sino establecer nuevas miradas sobre viejos problemas.

Se trata de un “saber cómo”, más que un “saber por qué”, un saber cómo se mantienen los problemas, más que un saber por qué se produjeron.

Al respecto dice Milton Erickson (un maestro que implementó nuevas estrategias pragmáticas de gran utilidad clínica para la modificación, en breve tiempo, de las situaciones disfuncionales) :

“Una psicoterapia es buscada, en primer término, no para esclarecer un pasado inmodificable, sino a causa de una insatisfacción con el presente y un deseo de mejorar el futuro. Ni el paciente ni el terapeuta pueden saber en qué dirección se ha de verificar un cambio, y qué grado ha de tener éste último. Pero se precisa cambiar la situación actual, y una vez establecido tal cambio, por pequeño que sea, se precisa de otros cambios menores y un efecto en bola de nieve de estos cambios menores conduce a otros más importantes, de acuerdo con las posibilidades del paciente.

Que los cambios sean transitorios, permanentes o evolucionen hacia otros cambios es de vital importancia respecto a toda la comprensión del comportamiento humano, tanto con respecto a uno mismo como con respecto a los demás. He considerado lo que he realizado como una forma de acelerar las corrientes que impulsan al cambio y que maduran ya en la intimidad de la persona y de la familia, pero se trata de corrientes que precisan de lo inesperado, lo ilógico, y lo súbito para desembocar en un resultado tangible.”

CONCLUSIONES

Considero que todo proceso terapéutico tiene que ser una experiencia transformadora, de crecimiento personal y de cambio concreto y efectivo de los problemas que trae el paciente.

En este sentido la Terapia Sistémica ha crecido y avanzado básicamente por la ruptura epistemológica que implica y su probada eficacia y eficiencia en tratamientos breves, donde se requiere un rápido alivio del problema, como por ejemplo en los “ataques de pánico” producidos en los cuadros de trastornos de la ansiedad.

Indicada en casos de trastornos graves, es para mi criterio, especialmente aconsejable en el caso de consulta por niños, ya que, de no cambiar la estructura familiar, sería una tarea gigantesca una modificación del niño solo, generalmente sobre-implicado en los problemas entre sus padres.

A su vez, considero que en las dificultades matrimoniales, divorcios, re-matrimonios, etc., el enfoque comunicacional-sistémico es el más recomendable. Se adapta a las circunstancias actuales en cuanto a acortamiento de tiempo y de recursos económicos, y es básicamente integrativo de los aspectos individuales, familiares y sociales.

Creo que un proceso terapéutico tiene sus “cimientos”: el vínculo terapeuta-paciente. Sin él no se “construye” ninguna casa.

Me considero terapeuta porque básicamente prevalece en mí, como persona, el deseo de ayuda al otro y de crear en cada sesión, en cada uno de mis pacientes, un “encuentro humano” y profundo que nos transforme recíprocamente.

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

- Cappuccio, Lina. “El proceso terapéutico familiar”, Bs. As., 1993.

- Andolfi, Maurizio. “Terapia Familiar”, Paidós, 1984.

- Bateson, Gregory. “Pasos hacia una ecología de la mente”. Ed. Carlos Lohle, Bs. As., 1985.

-  Haley, Jay. “Terapia Familiar: un cambio radical”. Primer Congreso de Psicopatología del Grupo Familiar, Bs. As., 1970.

- Cappuccio, Lina. “El menor, la familia, la institución: la implicancia del medio”. Presentación realizada en el Instituto del Menor y la Familia. Colegio de Abogados del Distrito Judicial de Morón, 1988.

- Mc. Goldrik y Carter. “El CicloVital Familiar”, ficha.

- Minuchin, Salvador. “Familias y Terapia Familiar”, ed. Gedisa, 1989.

- Minuchin, Salvador. “Técnicas en Terapia Familiar”. Ed. Paidós, 1984.

- Prigogine, Ilya. “Tan solo una ilusión? Una exploración del Caos al Orden”.

- Andolfi, Maurizio, Angelo, Menghi, Nicoló. “Detrás de la máscara familiar”.Amorrortu, 1985.

- Sluzki, Carlos, “La familia como sistema”.

- Watzlawick, Paul, Bavelas, Don Jackson. “Teoría de la Comunicación humana”. Ed. Herder, 1981.

- Watzlawick, Paul; Nardone, Giorgio. “El arte del cambio. Manual de Terapia Estratégica e himnoterapia sin trance”. Ed. Herder, Bs. As, 1992.

- Watzlawick, Weakland y Fisch.“Cambio. Formación y solución de los problemas humanos”. Ed. Herder, Bs. As., 1976.

- Cappuccio, Lina. “La Terapia Sistémica: Un nuevo paradigma en las ciencias humanas”. Psicoterapias en Argentina: cómo ayudan los que ayudan. Ed. Holos, Bs. As., 1994.

 

 


< VOLVER A NOTAS